inscripciones

RESUMEN DE LA EDICIÓN 2018

La semana empezaba bien en cuanto a tiempo se refiere, pero las previsiones climatológicas en el día de la prueba, no auguraban una jornada...

domingo, 3 de junio de 2018

RESUMEN DE LA EDICIÓN 2018

La semana empezaba bien en cuanto a tiempo se refiere, pero las previsiones climatológicas en el día de la prueba, no auguraban una jornada “cómoda” para realizar deporte al aire libre. No mirábamos el tiempo por días, encendíamos el teléfono constantemente para ver si la previsión cambiaba en alguna de las aplicaciones que usábamos. Durante la semana no anunciaban una mala previsión, lo que nos hacía ser optimistas. Con algo de sol y sin lluvia, los caminos podrían drenar parte del agua que les había caído durante los días previos. Pero al final la Ley de Murphy hizo de las suyas y nuestros peores temores se cumplieron, la previsión cambió a peor y la prueba se convirtió en un auténtico desafío.
A LA ESPERA. FOTO: FAS TIRÓN.
SALIDA DE BELORADO. FAS TIRÓN.
BELORADO. FOTOGRAFÍA EDU BOL
BELORADO. FOTOGRAFÍA EDU BOL. 

BELORADO. FOTOGRAFÍA EDU BOL.
Se daba la salida en el momento exacto que el sol tenía anunciada su aparición, las 08:33, bajo una lluvia leve, pero algo incómoda. Para todos los participantes Belorado se quedaba atrás al instante porque el ritmo con el que se empezaba era alto. Corredores, duatletas y ciclistas daban comienzo a una jornada deportiva cargados de energía. De los 300 inscritos, tomaron la salida 267, todos ellos auténticos titanes.

BELORADO. FOTOGRAFÍA EDU BOL.

BELORADO. FOTOGRAFÍA EDU BOL.
HACIA LA ERMITA DE OCA. FOTO: EDU BOL.

Los 16 kilómetros del primer sector fueron alguno de los más complicados de todo el recorrido, lo que supuso una manera bastante “intensa” de ir calentando. Lluvia, barro, nieve,… las condiciones climatológicas y el terreno iban anunciando un día realmente duro. A pesar de todo ello, todos y cada uno de los retadores del sol, mantuvieron su constancia y en el tiempo previsto fueron llegando a la primera transición en la ermita de Nuestra Señora de Oca. Duatletas y equipos hacían su cambio de ropa o compañero en un abrir y cerrar de ojos, y los ciclistas, tras el manguerazo oportuno, continuaban hacia lo que sería un auténtico paseo por “Invernalia”, es imposible no hacer el símil con la famosa serie de Juego de Tronos.


TRANSICIÓN EN ERMITA DE OCA. FOTO FAS TIRÓN.

TRANSICIÓN EN ERMITA DE OCA. FOTO FAS TIRÓN.

TRANSICIÓN DE NTRA. SRA. OCA. FOTO: FAS TIRÓN
ERMITA DE OCA. FOTOGRAFÍA EDU BOL.

ERMITA DE OCA. FOTOGRAFÍA EDU BOL.

ERMITA DE OCA. FOTOGRAFÍA EDU BOL.

ERMITA DE OCA. FOTOGRAFÍA EDU BOL.
ERMITA DE OCA. FOTOGRAFÍA EDU BOL

Desde la organización se había designado un juez que fuera evaluando, media hora antes del paso de la marcha, la situación del terreno, los caminos o posibles incidentes de ultima hora. Tras revisar la sección del segundo tramo, con el asesoramiento y ayuda de los coordinadores del tramo Villasur de Herreros-Urrez, decidieron que las condiciones habían cambiado tanto que era inviable mantener el recorrido propuesto por ser del todo intransitable. Había que modificar el track y desviar el trazado hacia la vía verde y la carretera de acceso a Urrez.

VOLUNTARIOS EN VILLASUR DE HERREROS
VILLASUR DE HERREROS.
Con un trabajo de coordinación digno de una escudería de Fórmula 1, el grupo de voluntarios de Villasur de Herreros cambió la señalización y el trazado. El punto de control de paso de la marcha se modificó y el trabajo de los voluntarios para llevar el registro de cada participante  se hizo realmente duro.

CONTROL DE PASO DE PARTICIPANTES EN LA VÍA VERDE.

CONTROL DE LA MARCHA. BOMBEROS DE BELORADO
Los corredores ajenos a todo esto “cargaban” calor con un chocolate excelente en Villasur de Herreros. “Cargaban” calor y también energía. Con la oferta de una posible revisión mecánica a cargo de Bikextrem o limpieza de la montura con las mangueras que se habían puesto, cada participante asumía que iba hacia un “campo de batalla”. En Villasur las puertas del “muro de Invernalia” se abrieron para dar acceso a las tierras salvajes. Aquí Helios, con alguno de sus aliados, trataría de conseguir debilitar la moral de aquellos “guerreros” que mostraran el más mínimo síntoma de flaqueza cruzando un auténtico “infierno blanco”.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.
Suspendido el tramo de la Vía Verde por Pineda de la Sierra, por la imposibilidad manifiesta de alcanzar dicho punto por el espesor del manto de nieve, los participantes se enfrentaban al acceso de Urrez y su entorno. “Invernalia” mostraba sus galas haciendo que la nevada que caía fuera una auténtica prueba física, técnica y psicológica. Había que ir superando kilómetros y las localidades de Cabañas y Matalindo para alcanzar Palazuelos de la Sierra donde encontrarían avituallamiento, limpieza para la bicicleta y ropa seca.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.

TRAMO URREZ-PALAZUELOS DE LA SIERRA. FOTO MARTA ARGENTINA.
LLEGANDO A MATALINDO. FOTO MARTA ARGENTINA.
En Palazuelos se tenía el primer punto de cambio de ropa. Aquellos que quisieron dejarnos su mochila para renovar sus “armas”, comenzaban de nuevo su marcha contra el sol, secos y con otra cara. Recorrer este segundo sector fue un auténtico viaje a las imágenes más propias de otras pruebas que solemos ver sentados en el sofá frente a una pantalla, pensando que los que realizan eso no están bien de la cabeza. Condiciones que pasaban factura física y mental a todos los que seguían luchando contra el sol, mientras éste se ayudaba de la climatología más adversa para no ser superado.

DEHESA DE PALAZUELOS DE LA SIERRA. BOMBEROS DE BELORADO.

CABAÑAS. FOTO MARTA ARGENTINA.
A partir de Palazuelos de la Sierra los participantes se adentraban en su dehesa. De nuevo el barro y el agua se sumarían a las dificultades ya superadas. Los voluntarios habían trabajado mucho el del día anterior haciendo zanjas a los charcos para evacuar parte del agua que contenían, pero debido a la lluvia caída, éste se vio superado. La parte positiva fue que este tramo empezó a mostrar al rival. El sol hacía acto de presencia y las condiciones cambiaron igualando las fuerzas en un campo de batalla complicado, pero accesible.

En Torrelara estaba la segunda de las transiciones. Comida, limpieza, calor y un cariño enorme hacia todos los participantes hacía que, a parte de la energía recargada a través de la comida casera realizada por los propios vecinos, la fuerza se viera aumentada por el calor que ofrecían los vecinos de esta zona de Tierra de Lara.

TRANSICIÓN DE TORRELARA. FOTO: AMIGOS DE TORRELARA.

TRANSICIÓN DE TORRELARA. FOTO: AMIGOS DE TORRELARA.

ALGUNOS VOLUNTARIOS DE TORRELARA.
Este tercer tramo no supuso, ni tuvo, complicaciones para corredores o ciclistas. El sentido de la marcha era descendente y salvo algún punto con algo de barro, hizo que se pudiera disfrutar del paisaje y las vistas que ofrecían estas tierras. Lara de los Infantes y Campolara se convertían en los jalones de referencia que animaban a seguir esta aventura.

En Hortigüela estaba el punto de corte. El temido punto de control de paso y tiempo. Si aquí el sol te había vencido te retirarían y no podrías continuar. Muchos participantes llevaban como objetivo este paso, pero no todos consiguieron alcanzarlo con las condiciones marcadas por la organización. No fueron muchos, pero el sol marcaba sus tiempos e iba haciendo criba entre aquellos que pudieran vencerlo.

Aquí el participante se encontraría otro punto donde habíamos trasladado ropa a aquellos ciclistas que se quisieran cambiar. También encontrarían la asistencia mecánica a cargo de Velobur y Orinhg Burgos, avituallamiento y manguera de limpieza. Hortigüela también se convertía en otro de los puntos de referencia ya que era otra de las transiciones que había que realizar. El relevo entre compañeros de equipo o cambio de disciplina para los duatletas.

TRANSICIÓN EN HORTIGÜELA.
Otra vez el tiempo se ponía a favor de los participantes que habían superado la hora de corte. El sol “humano”, en forma de ciclistas, vestidos con chalecos amarillos, cruzaba la línea de Hortigüela exactamente a la hora prevista. De nuevo comenzaba el reto, otra vez los nervios hacían de las suyas y los pensamientos se centraban en superar los últimos 44 kilómetros.

Ahora el sol ya no dejaba lugar a dudas, se mostraba orgulloso en el cielo observando a aquellos sufridores intentando alcanzar una meta cada vez más cercana.

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL
Con el último accidente geográfico de la marcha, las Mamblas, todos y cada uno de los “guerreros” que marchaban contra Helios se sabían casi ganadores. Superado este obstáculo la cosa mejoraba y las condiciones de la marcha se volverían mucho más favorables.

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL

PASO POR LA MAMBLAS. FOTO: EDU BOL
Covarrubias fue uno de esos puntos donde el descanso con una gran acogida hizo que el ánimo no decayera y las piernas volvieran a soltarse. Soltarse para superar los dos últimos obstáculos que les separaban del éxito: la subida de la ermita de la Redonda y la subida desde Ura hasta Cebrecos.

PASO POR COVARRUBIAS.
Cebrecos se habría en el camino como el oasis a pie de infierno. Con las fuerzas mermadas y el cansancio acumulado, aparecían las sonrisas de unos vecinos que ofrecían en bandejas un auténtico manjar. Productos de la tierra y de casa, morcilla y caldo casero. Calor y energía, ¿qué más se puede pedir? pues el ánimo de quien lo ha cocinado y la sonrisa de quien lo ofrece. Ahora sí, ahora el participante se veía vencedor de un sol que lo había puesto realmente complicado.


BAJADA A URA

BAJADA A URA

BAJADA A URA


OTROS "PARTICIPANTES" DE LA MARCHA.
Los últimos kilómetros ayudaban, pero no lo ponían fácil. De nuevo un ajuste en el track por barro, hacía que hubiera que subir unos pocos metros que a estas alturas parecían muros.

PARADOR NACIONAL Y UNIDAD MILITAR DE TRANSMISIONES
NUESTRO "SOL" HUMANO".
La Plaza Mayor de Lerma se engalanaba con un sol radiante que coronaba a los participantes. No así el viento, que de rabia no dejó de soplar. Finalmente llegaron casi todos los titanes que se enfrentaron a Helios con una clara desventaja por las condiciones climatológicas, pero que supieron luchar, sufrir y con ello alcanzar el éxito. En esta ocasión el calor y la hospitalidad de los voluntarios lermeños estaba presente en la entrega de sopa, morcilla, chorizo, galletas, pan y otros detalles que se pusieron a disposición de todos.


LA ALEGRÍA DE LA LLEGADA. FOTO: EDU BOL

LLEGADA A LERMA. FOTO: EDU BOL

LA LLEGADA DEL PRIMERO. FOTO: EDU BOL.

EL CONSUELO DE LA LLEGADA. FOTO: FERNANDO MIGUEL.

LA ALEGRÍA DE LA LLEGADA. FOTO: FERNANDO MIGUEL
El cariño con el que fueron recibidos, el calor que ellos nos entregaron y la compresión hacia algunas cosas que tenemos que mejorar para próximas ediciones, fue ejemplar. Gracias a todos los que hicisteis posible esta prueba. A los que la habéis construido y a los que sin vuestra colaboración hubiera sido imposible: Personal municipal de los diferentes Ayuntamientos, Diputación Provincial de Burgos, Instituto Provincial de Deporte y Juventud, Asociaciones de todos los municipios, Cruz Roja, Bomberos de Belorado y Lerma, Ministerio de Defensa, voluntarios, patrocinadores, ...etc.

EL PODIUM SIMBÓLICO EN LERMA.


ALEGRÍA POR EL LOGRO CONSEGUIDO. 
EL ÉXITO DE LA LLEGADA. FOTO: EDU BOL.

SOBRAN LAS PALABRAS. FOTO: FERNANDO MIGUEL.

SOBRAN LAS PALABRAS. FOTO: FERNANDO MIGUEL.
Gracias a los Ayuntamientos por poner todas las facilidades para realizar esta prueba y entregar de manera voluntaria los avituallamientos “especiales” que los participantes fueron disfrutando. Sin la colaboración de estas administraciones y sus aportaciones económicas en forma de avituallamientos o ayuda a través de medios puestos a disposición no hubiéramos podido afrontar los gastos de la prueba con la cuota de inscripción de los participantes.

Gracias a todas y cada una de las Asociaciones de cada rincón y municipio por los que atravesaba la prueba. Ellos fueron los que consiguieron que el recuerdo de cada participante fuera bueno. A pesar de todo cada sonrisa, cada mano tendida, era un pequeño empujón para seguir adelante. Sin vuestro esfuerzo por elaborar los avituallamientos "calientes", el sacrificio de señalizar, el esfuerzo de mantener el cuidado del aviso a pesar de la condiciones, las preparaciones previas a todo esto hubiera sido IMPOSIBLE. Por muchas administraciones o patrocinadores que quieran sacar esto adelante, sin vosotros, esto no se podría realizar.

Gracias a su vez al apoyo y colaboración de: INSTITUTO PROVINCIAL DE DEPORTE Y JUVENTUD, SODEBUR, SERVICIO DE FOMENTO DE LA DIPUTACIÓN, REGIMIENTO Nº1 DE TRANSMISIONES, BIKEXTREM, VELOBUR, ORING BURGOS, SEMCAL, AL PARADOR NACIONAL DE LERMA, URAL MOTOR, FLOR BURGALESA y OSHEE.

LA ALEGRÍA DE UN EQUIPO. FOTO FERNANDO MIGUEL 

LA ALEGRÍA DE UN EQUIPO. FOTO FERNANDO MIGUEL 

LA ALEGRÍA DE UN EQUIPO. FOTO FERNANDO MIGUEL 

LA ALEGRÍA DE UN EQUIPO. FOTO FERNANDO MIGUEL 
Gracias a los que de manera desinteresada seguís tendiendo la mano para ayudar a que nuestros pueblos mantengan la actividad y se promocionen a través de diferentes iniciativas. En esta lo único que hemos pretendido motivar es el regreso de quien ha conocido nuestros pueblos y entornos en unas condiciones difíciles. Si despertamos la curiosidad en invierno, seguro que habrá interés en conocerlos con mejor climatología.

Es importante ser conscientes de que lo que nos rodea día a día es maravilloso, no por verlo muchas veces deja de ser precioso, la pena es que nos lo suelen recordar los que vienen de fuera. Quizá este tipo de iniciativas también nos ayude a ser conscientes de que nuestro patrimonio es precioso y rico, quizá ayude a que los que no nos conocen vengan y puedan decir lo mismo.